¡Paga hasta a 12 MSI!  Leer más

Conoce a Rebekka Ott

Profesora de Matemáticas, Triatleta y Amante de los Perros

Münzenberg, Alemania

Siempre me han gustado las matemáticas, el color rosa, comer bien y competir. Cuando era más joven, solo hacía deporte porque mi madre me lo decía. yo era nadadora; pero muy pronto me di cuenta de que no era buena para moverme rápido o ser técnicamente perfecta. Donde prosperé fue ver a otros moverse y ayudarlos a desempeñarse mejor.

A los 16 años empecé a dar clases de natación a niños. Más tarde, comencé a entrenar a adultos que competían en triatlones. Los triatletas son gente extraña, pensé. Hacer más de un deporte al mismo tiempo por diversión parecía un poco loco.

Dejé de nadar de manera competitiva y comencé a estudiar matemáticas y deportes mientras entrenaba. Pero, cuando cumplí 22 años, sentí la necesidad de competir y entrenar nuevamente. Entonces, comencé a nadar, lentamente al principio, para relajarme después del trabajo o deshacerme de la energía antes de un examen. Eso ayudó. Me desempeñé mejor en la escuela y fui más rápida en el agua.

Entonces, ¿dónde entran las bicicletas? ¡A eso voy!

Rebekka Ott, nadando

Pasaron algunos años y fui mejorando cada vez más en la natación. Incluso me encontré en el podio algunas veces en campeonatos nacionales. Y estaba entrenando a niños que nadaban a nivel internacional. Fue entonces cuando un amigo me pidió que hiciera un triatlón.

“TE NECESITAMOS EN NUESTRO EQUIPO”, dijo mi amigo. “Sabes nadar y podemos enseñarte a andar en bicicleta… ¡y seguro que todos saben correr!” (Descubrí que la última parte no es cierta).

Nunca olvidaré mi primer viaje. Era enero de 2015 y hacía 4 grados centígrados, pero había salido el sol, no había nubes ni coches, y tenía cinco buenos amigos que me enseñaban a andar en bici. Hice varios triatlones (sí, me convertí en uno de esos locos) y empecé a coleccionar bicicletas.

Rebekah Ott, triatlón

Me tomó 30 años empezar a andar en bicicleta. Me tomó solo cinco años tener cinco bicicletas y andar un mínimo de cinco veces a la semana. Tengo una bicicleta de montaña, una bicicleta de ciclocross, una bicicleta de triatlón, una bicicleta de ruta y ahora…

Con Covid y los bloqueos, planeé andar en bicicleta con más frecuencia, no solo para entrenar, sino también para trasladarme. Entre el trabajo, el entrenamiento de natación, el gimnasio y el hogar, puedo acumular fácilmente 60 km por día de "kilómetros sin entrenamiento", lo que sería demasiado para mí. Mi solución: ¡una bicicleta eléctrica!

Me encanta mi bicicleta eléctrica para moverme por la ciudad. Soy un creyente de que las bicicletas eléctricas no son para personas perezosas o no aptas. Para mí, las bicicletas eléctricas son 100 por ciento divertidas y son una razón para alejarme de mi automóvil. Todos los días ando en mi bici eléctrica, y no podría estar más feliz.

Rebecca Ott, en su Tempt E+ E-MTB

Descubre la Tempt E+

Ver Bicicleta

“Lo mejor de la Tempt E+ es subir una curva montañosa. En poco tiempo, puedes encontrarte pedaleando a 20 km/h. Me encanta que el ciclista pueda decidir rápidamente qué modo usar: potencia o eco. ¡Se siente como una bicicleta de montaña normal!”

-Rebekka Ott

Productos relacionados

“El jersey Energize es mi favorito. El color y el tacto de la tela es increíble. Es perfecto para correr también.”

-Rebekka Ott

Compartir