¡Paga hasta a 12 MSI!  Leer más

Tu primer triatlón no se trata de ganar. No se trata de subir al podio o de tu ego. Tu primer triatlón es un juego mental. Se trata de comprometerse con algo tan grande y tan aterrador que no sabes cómo empezar.

Das tu primer paso, luego el segundo. No hay nadie que te diga que nades más rápido, que andes en bici más fuerte, que corras más tiempo. Estás en una misión de prueba y las únicas limitaciones están viviendo en tu mente. Eres solo tú, desde el principio. Construyendo fuerza, agallas y alma con cada gota de sudor, cada ampolla, cada obstáculo.

Porque, bueno, porque puedes.

Compartir