Declaración importante sobre COVID-19.  Más información

En el ciclismo y en la vida, la carretera no siempre es suave y los descensos no siempre son accesibles. En algún momento encontrarás uno o dos baches, tal vez una bifurcación en el camino, sentirás el cansancio mientras escalas una colina, y siempre hay riesgo de caídas. Independientemente de los obstáculos a los que te enfrentes, en Liv queremos que sepas que no estás sola. En estas historias encontrarás inspiración para volver a levantarte, desempolvarte y volver a subirte a la bicicleta.

Compartir