Select your location

Elige una categoría

Elige una categoría

Elige una categoría

Elige una categoría

5 claves para mejorar tu técnica de pedaleo en la bicicleta

Blogs

Tu afán de superación seguro que te ha llevado a pensar cómo mejorar tu técnica de pedaleo sobre la bicicleta, y es que un pedaleo eficiente es sinónimo de aumento de potencia, resistencia y de reducción del riesgo de lesiones.

Además, ¿crees que es necesario el mismo tipo de pedaleo para entrenar por la carretera y por la montaña? Pues no, cada uno requiere sus propias técnicas, así que hoy te vamos a dar las claves para que empieces a practicarlas, ¡seguro que lo consigues!

¿Por qué es importante una buena técnica de pedaleo?

Si consigues tener una buena técnica de pedaleo obtendrás una mayor potencia con cada pedalada, lo que en ciclismo se traduce como más vatios con el mismo esfuerzo.

  • ¿Qué hacemos mal? Normalmente se pedalea a un ritmo con picos de potencia en lugar de hacerlo de una forma suave y constante.
  • ¿Cómo detectar si tu pedaleo es el adecuado? Uno de los trucos para detectar si tu pedaleo es el adecuado es cambiar la cadencia del mismo. Así, si normalmente lo haces a una misma velocidad, prueba a aumentarla y si rebotas sobre el sillín entonces es que es inadecuada. Por el contrario, si bajas la cadencia y notas que en cada pedalada se te van los pies del pedal, también es ineficiente.
  • ¿Qué puede influir en un pedaleo eficaz? Pues, por ejemplo, un sillín demasiado adelantado hará que tengas que balancearte hacia adelante y hacia atrás para compensar. Por otra parte, si el sillín está demasiado bajo tendrás que elevar demasiado la rodilla y la pedalada será incompleta. En este sentido, puedes echarle un vistazo a nuestro reciente post en Liv acerca de si deberías cambiar la altura del sillín de tu bicicleta.

Técnicas para mejorar tu pedaleo

  1. Pruebas de cadencia: puedes probar distintos ritmos de cadencia para encontrar cuál es el que mejor se adapta a ti. Además, utiliza siempre que salgas el calzado adecuado para montar en tu bici.
  2. Ejercicio en el calentamiento: cuando estés calentando puedes pedalear primero con un pie y luego con el otro tratando de encontrar un pedaleo circular y suave. El ejercicio deberás realizarlo con el mismo pie hasta que estés fatigada y luego pasar al otro.
  3. Aumento de la cadencia de pedaleo: un ejercicio muy práctico es, en una sesión de una hora de entrenamiento, aumentar cada minuto la cadencia de pedaleo en 5 revoluciones hasta que tengas un ritmo en el que rebotes sobre el manillar. Es entonces cuando poco a poco tienes que ir volviendo a la cadencia inicial. Tras un descanso de entre 3 y 5 minutos puedes volver a repetir el ejercicio.

Diferencias entre el pedaleo en carretera y en montaña

  1. Diferente cadencia: mientras que en el ciclismo de carretera es bueno mantener una cadencia constante, en el de montaña hay que aprender a dejar de pedalear en ciertas zonas o a disminuir la velocidad para luego aumentarla. En definitiva, una ciclista de montaña utiliza menos revoluciones por minuto que una de carretera en la misma distancia, lo que supone que la de montaña necesita más fuerza muscular.
  2. Pedaleo de pie o pedaleo sentada: el entrenamiento en montaña requiere ponerse de pie muchas más veces, por lo que es importante tener más fuerza en el abdomen, pecho, espalda y cadera.

Y si además para mejorar tu técnica de pedaleo te animas a probar unos pedales automáticos, no te pierdas el post con vídeo incluido en Liv sobre cómo utilizar y acostumbrarse a los pedales automáticos, ¡te sorprenderá!

lunes, 5 de junio de 2017

Compartir