6 consejos para acampar en bicicleta con bajo presupuesto

6 CONSEJOS PARA ACAMPAR EN BICICLETA CON BAJO PRESUPUESTO

 

Para mi marido y para mí, explorar nuevos lugares con nuestras MTB, con frecuencia implica acampar. No hay nada mejor que despertarse a lado de un arroyo que fluye, y con los sonidos de las aves como despertador. Muchas veces nuestras aventuras son solo para una noche, y cerca de nuestros senderos locales en Sedona y Flagstaff, pero otras son veces excursiones de varios días. Nos divertimos mucho con nuestra furgo y nuestra tienda.

Si te encanta viajar y explorar nuevos senderos tanto como a nosotros, quedarte en hoteles puede resultar caro. Entre viajes por diversión, eventos y carreras, nos encontramos en la carretera casi todos los fines de semana. En pocas palabras: acampar nos ahorra mucho dinero. Incluso después de invertir en un montón en el equipo para poder hacerlo, evitar los hoteles y hacer tus propias comidas es el secreto para aventurarse con un presupuesto más ajustado.

Acampar con la bicicleta puede no ser para todos, pero alimenta nuestra alma y nuestro amor por el aire libre. He hecho una lista de algunos de los elementos "obligatorios" que he necesitado a lo largo de los años y que me permiten disfrutar verdaderamente de una experiencia completa viajando con la bicicleta. Me gusta llamar a lo que hacemos "glamping en bicicleta".

  1. Encuentra tu campo base, desde el que saldrás en bici.

Lo mejor de acampar es salir directamente desde la tienda al sendero más cercano. Elegir una ubicación central significa que no tendrás que recoger la tienda y transportar tus bicicletas cada vez que salgas a dar un paseo. Si planeas varias rutas cercanas, lo mejor es montar para varias noches y así ahorrar un montón de trabajo.

Si vas a salir de la ciudad para una noche rápida, tener una ubicación central no es tan importante. Puedes instalarte en el lugar más pintoresco que puedas encontrar, disfrutar de una noche tranquila en la naturaleza y dirigirse al comienzo del sendero al día siguiente.

  1. Adquirir un equipo fiable.

Mi marido y yo empezamos con una gran tienda, casi para niños cuando comenzamos nuestra vida de camping. ¡Seis años más tarde, hemos podido adquirir suministros adecuados para nuestras excursiones e incluso hemos subido (literalmente) una tienda al techo del coche! Nuestros viajes son mucho más cómodos, sobre todo para los fines de semana largos de montar y explorar.

El equipo de camping puede ser caro, pero tienes que pensarlo como una inversión; un equipo de calidad está destinado a durar. Si estás bien equipada para tus aventuras, descubrirás que te levantarás tan descansada como si estuvieras durmiendo en un hotel, incluso es probable que vayas a comer mejor (cocinando tu propia comida), y seguro, ¡te divertirás más!

Ahora que tenemos el equipo adecuado, nunca me preocupa cómo me voy a sentir en la bicicleta al día siguiente, ¡incluso para los fines de semana de carreras!

Si no tienes nada para acampar, también hay lugares donde puedes alquilar artículos de primera necesidad (mochila, saco de dormir, colchoneta, tiendas, artículos de cocina, dispositivos GPS, sistemas de filtración de agua e hidratación, etc.), o puedes pedirlos prestados a tus amigos (nosotros usamos esta opción a menudo).

  1. Prepara tus comidas.

Compitiendo o simplemente disfrutando el fin de semana, la forma en que alimentas tu cuerpo puede hacer que tu experiencia en bici sea muy diferente ¡Piensa en alimentos que se puedan transportar fácilmente, es menos probable que se agrien y estropeen!

Una de las mejores cosas del llevar tu propia comida es que puedes hacer que sean tan simples o elaboradas como desees. Pero independientemente de lo extravagante que hagas la cocina de tu camping, es clave invertir en un gran cofre de hielo o nevera eléctrica que mantenga tus alimentos fríos durante al menos dos días.

¿Mi gran consejo? ¡Pre-cocina y pre-corta casi todo! Empaquetar en tupers y bolsas plásticas los alimentos casi listos para el consumo ahorra tiempo; es decir, ¡la comida estará en tu barriga más rápido! Dependiendo de si puedes hacer o no una hoguera, puedes decidir si calentar la comida, también podemos llevar un hornillo o envolver alimentos en papel de aluminio y echarlos directamente al fuego. Cuando cocino usando este método, llevo las patatas ya cortadas, y carne y arroz integral (precocido) y algunas verduras. Para el desayuno, siempre usamos nuestro hornillo, que nos permite cocinar unos deliciosos sándwiches de huevo y calentar un poco de café al mismo tiempo. ¿Quieres estar a tope para llegar a la cima de la montaña? Uno de mis desayunos rápidos favoritos es la avena con agua caliente de nuestro hervor a presión y un trozo de mantequilla de plátano y almendras.

  1. ¿Ducharse o no ducharse?

Para mí, las duchas no son necesarias para una experiencia de camping increíble. Sin embargo, si estás compitiendo, ducharte será esencial (especialmente si se trata de una carrera de varios días), es posible que necesites acceder a un Camping que ofrezca duchas. Pero cuidado. Algunas duchas en campings cuestan algo de dinero y a veces no se calientan (brrr); otras veces, en los Campings con duchas hay muchísima gente y largas colas para ducharse, y en ocasiones las duchas están simplemente asquerosas. Asegúrate de leer las reseñas del camping antes de reservar; en general, los huéspedes anteriores contarán lo bueno y lo malo de ese camping y si cuenta con buenos baños / duchas.

O, puedes hacer lo que hacemos mi marido y yo: ¡no te molestes! Por lo general, tratamos de encontrar lugares primitivos donde acampar, no porque anhelemos la vida del "hombre de las cavernas", sino porque acampamos para alejarnos de las multitudes, salir, encontrar algunas vistas épicas y un poco de serenidad. Entonces, ¿qué hago en los viajes con camping de varios días que incluyen andar en bicicleta? Simple: baño con “toallitas de bebé”. Si estoy especialmente sucia, uso el hervor para calentar agua en un tazón y junto con las "toallitas tibias para bebés" y el agua puedo lavarme la cara y el cuerpo. Siempre es bueno saber si hay una fuente cerca de tu base, ya sea una bomba de agua potable o un arroyo. ¡No hay mejor manera de limpiarse después de un paseo en bicicleta sudoroso que un lago donde nadar en el verano!

  1. Comprueba el clima.

¡Hay que estar siempre preparada para la lluvia y el frío! Con la lluvia, viene el barro, la tierra y un camping muy sucio, si no tienes cuidado. ¡Trae bolsas de basura! Tener un lugar donde poner la ropa mojada y embarrada es la mejor manera de mantener limpia tu tienda, tu cuerpo seco y tu espíritu animado. Botas impermeables, una chaqueta impermeable de calidad y calcetines extra también son imprescindibles.

¡Para el clima frío, ponte capas! Recuerda mantener una capa base que absorba la humedad cerca de tu piel y siempre lleva ropa interior adicional. Señoras: si estáis atrapadas en un sudoroso sujetador deportivo cuando vuelves de tu ruta, ¡temblarás el resto de la noche!

  1. ¡Que te diviertas!

Después de haber tenido un día completo de ciclismo y una maravillosa comida en la montaña, ¡sigue disfrutando de lo que los días libres te ofrecen! ¡Siempre llevamos con nosotros buena música, algunos juegos, buen rollo y mucho amor!

 

More to love